Usted sabía que…

BÚFALO

  • La carne de búfalo tiene apariencia similar a las de la carne bovina, y además la grasa es totalmente blanca.
  • El índice de grasa intra-muscular de la carne de búfalo es mucho menos que el de la carne bovina, permitiendo que, al retirase la grasa Inter.-muscular, se obtenga una carne extremadamente magra y saludable.
  • El sabor y la forma de preparación son similares a los de la carne bovina. Experimente sus recetas caseras con carne de búfalo.
  • En los Estados Unidos la carne de búfalo es muy consumida en la forma de Hamburguesas con bajos tenores de colesterol.
  • En la Argentina, la res de novillos es calificada en la misma forma que el ganado bovino y su carne también usada en embutidos dietéticos.
  • En el Brasil los cortes son los mismos de la carne bovina, sirviendo tanto para asado como para tradicionales platos de cacerola u horno.
  • Para mejor resultado observe también la técnica de descongelamiento. En el uso doméstico la mejor forma es bajar la carne congelada para la heladera normal en el día anterior al uso. Después del descongelado no vuelva a congelar la carne.
  • Leche de Búfala: El oro BlancoBÚFALO2
  • Características:

    Sabor levemente endulzado color muy blanco. Mayor contenido de calcio, el porcentaje de grasa butirosa es 2.5 a 3 veces mayor, mayor viscosidad, tensión de la cuajada superior pH más alto, 34% más de proteínas (las proteínas lácteas son muy ricas en caseína y tiene alto más de albúmina y globulina) 19% más de lactosa. 20% menos de colesterol.
    La grasa de la leche de búfala es más rica en ácido buyírico, en ácidos grasos de cadena larga como el ácido palmítico y el ácido estéarico, y en algunos ácidos grasos poli-insaturados, mientras que es más pobre en ácidos grasos de cadena intermedia (de C6 a C12).

    La leche de búfala tiene mayor valor de saponificación, valor de reichert y temperatura de fusión más elevada, y tiene un índice de Butiro-Refractómero menor menor, un valor de polenske de Yodo menos.
    Para consumo humano, en Italia, le agregan 33.53 % de agua en la leche de búfala para igualarla a la de vaca.